Con más de 920 millones de hablantes en todo el mundo (y unos 200 millones que lo hablan como segundo idioma), te preguntarás: ¿por qué no uno más? ¿Deseas empezar a aprender chino? En este artículo encontrarás todas las razones por las que aprender chino mandarín, así como consejos para hacerlo. Por qué, cómo, cuánto tiempo… te lo explicamos todo.

aprender chino mandarin

Cómo aprender chino mandarín

Aprender chino hoy: ¿Por qué estudiarlo?

Es verdad, el chino no es precisamente conocido por ser un idioma fácil de aprender.

De hecho, supone todo un desafío para aquellos occidentales que deciden estudiarlo. Pero un desafío muy interesante… Para los amantes de los retos, esta ya debería ser razón suficiente para aprenderlo; para los demás, veamos otros motivos por los que aprender chino hoy en día.

Estas son las razones por las que podrías empezar a aprender chino mandarían desde cero:

1. Es el idioma más hablado en el mundo

Más de 920 millones de personas hablan chino mandarín hoy en día y 200 millones más lo hablan como segundo idioma.

¡Es la lengua más hablada y utilizada del mundo! Así que aquí tienes otra buena razón para aprenderlo: 920 millones de personas más con las que poderte comunicar.

Existen 24 dialectos del chino repartidos por todas las provincias del país. Sin embargo, el chino mandarín es entendido por la mayoría de la población, por eso es el idioma oficial de la República Popular de la China. Y para ser más precisos, estamos hablando de chino mandarín, pero también podemos llamarlo mandarín o «chino estándar» (es exactamente lo mismo).

2. Es útil en el extranjero (y para dar un empujón a tu CV)

China es un actor muy importante en la economía mundial. Su predominio en los mercados internacionales y la cantidad de hablantes de la lengua que hay alrededor del mundo hacen del chino un idioma todavía más interesante. Dominarlo (saber hablarlo y/o escribirlo) supone un valor añadido en el CV de cualquier persona, sobre todo en el ámbito del comercio internacional, el turismo y los negocios. Existe un certificado de la lengua reconocido por los profesionales que se puede adquirir pasando el test de nivel HSK. Este podría ser tu primer objetivo para, más adelante, encontrar un trabajo.

Pero atención, aprender chino mandarín solo para tener en tu CV la frase «chino: buen nivel» no será una motivación lo suficientemente fuerte como para estudiar con la disciplina necesaria.

Es necesario encontrar un motivo de peso que te permita mantenerte motivado al máximo durante todo el proceso de aprendizaje.

Trabajar en China, hacer negocios con Asia, vivir en esa parte del mundo, trabajar en el sector del turismo en España y especializarte en este mercado en particular… ¡todos estos son muy buenos motivos! Aprender chino solo para ponerlo en tu CV no es razón suficiente.

3. Aprender chino por puro interés por la lengua y la cultura

El chino es un idioma muy rico y, para muchos, fascinante. La lengua, así como la cultura, pueden convertirse en tus verdaderas pasiones.

El aprendizaje del idioma también puede ayudarte a entender mejor la cultura y acceder a películas y obras en chino mandarín, pero también te permitirá descubrir mucho más sobre este mundo sumergiéndote en él: su gastronomía, la medicina tradicional, la filosofía, la ética del trabajo, la religión e incluso las artes marciales.

Si eres un apasionado de esta cultura, tendrás la suficiente motivación para aprender la lengua.

Es necesario saber que, como en muchas otras lenguas, existen palabras y expresiones que reflejan la cultura china. Es interesante acercarse a estos aspectos de la cultura china desde su escritura.

¿Cómo aprender chino hoy?

1. Aprender chino online

Hay muchísimas herramientas que permiten aprender idiomas de forma autodidacta, también chino.

Los métodos que recomendamos en nuestra página web pueden usarse perfectamente para aprender la lengua de Confuncio, así como cualquier otra lengua.

>> Consulta nuestra lista de recursos para aprender chino online mandarín (periódicos, cursos, vídeos y más)

2. Aplicaciones para aprender chino

app para aprender chino

Las aplicaciones ofrecen muchas ventajas en el aprendizaje de una lengua.

Pueden usarse desde un dispositivo móvil estés donde estés (en el metro, mientras practicas deporte, haciendo cola en el supermercado…). Te envían notificaciones cuando «tienes» que aprender algo nuevo para que no pierdas la regularidad y, por último, son fáciles de usar, prácticas y eficaces.

  • La aplicación para aprender chino mandarín de MosaLingua te permite aprender palabras y frases desde el nivel A1 (principiante) hasta el nivel C1 (avanzado). Cuenta con más de 2.000 tarjetas de vocabulario con las palabras y expresiones más usadas. La ventaja de nuestra aplicación, a parte de la eficacia del método, es que te permite aprender el vocabulario junto con su pronunciación, por lo que podrás empezar a comunicarte en muy poco tiempo.
  • La aplicación Pleco, bastante conocida, es también una buena herramienta. Se trata de una especie de diccionario polivalente. Puedes buscar un carácter o palabra en pinyin (transcripción fonética) y la aplicación te mostrará dicho carácter  con su significado, pronunciación, características…

Evidentemente, es importante elegir una aplicación con la que te sientas cómodo. Una aplicación que te permita avanzar y tener siempre presente tu objetivo (ya sea comunicarte, escribir, viajar o encontrar un trabajo en China).

No dudes en comparar las aplicaciones, los métodos de aprendizaje y el contenido. Para ello, podrás acceder a una versión gratuita de nuestra aplicación MosaLingua, con la que te recomendamos empezar.

3. Aprender chino con vídeos

Muchos profesores y estudiantes autodidactas de idiomas han creado canales en YouTube para ayudar a los más motivados a aprender a través de sus vídeos. Las vídeos ofrecen muchas ventajas (hay muchos, son gratuitos y personales), pero la más importante es que te permiten practicar la expresión oral, la comprensión oral y la compresión escrita, algo que después podrás utilizar para comunicarte con nativos. Si tu objetivo lingüístico es poderte comunicar, ¡entonces los vídeos son ideales!

A parte de la pronunciación y de «hablar», algunos vídeos o canales tratan temas interesantes para tu aprendizaje: vocabulario, conjugaciones, etc. Nosotros te recomendamos, por ejemplo, estos canales:

No dudes en buscar tú mismo otros canales más interesantes o que se adapten mejor a tus objetivos y necesidades.

Simplemente escribe «aprender chino mandarín» en la barra de búsqueda de YouTube.

4. Aprender chino online con páginas chinas

Para continuar con el párrafo anterior, ten en cuenta que más allá de los canales de YouTube existen plataformas de vídeos que te recomendamos por los mismos motivos.

Puedes visitar las páginas web Youku y Tudou, las cuales te darán acceso a una gran cantidad de recursos en vídeo.

También hay muchas páginas web para aprender idiomas o de las cuales puedes aprovechar los recursos de aprendizaje. Vocabulario, gramática, conjugaciones, sistema de escritura, tonos, entre muchas otras cosas. Encontrarás todo lo que necesitas en Internet. El problema es que aprenderás siguiendo muchos métodos distintos, y a veces, con los idiomas más difíciles, es importante seguir un método bien definido. Dicho esto, usar dicha cantidad de recursos disponibles es una manera fantástica de progresar.

Te recomendamos, por ejemplo, Chinese for Europeans (una iniciativa de la Unión Europea) y Chine Culture.

5. Aprender chino con profesores nativos

Ya lo hemos visto, hoy en día Internet te permite aprender un idioma de forma autónoma. Sin embargo, hay personas que necesitan orientación, de alguien que les guíe durante el proceso de aprendizaje.

En estos casos, y centrándonos en el tema de hoy, también se puede aprender chino mandarín con un profesor. Puede hacerse mediante un curso de chino en línea o presencial, en grupo o individual. Es el mejor método para aquellos que necesitan ser supervisados por un profesor.

Existen páginas web, como Preply o Verbling, que ofrecen cursos personalizados en línea con profesores (de pago). Con ellos, puedes progresar a tu ritmo y beneficiarte de los consejos de profesores especializados. Es un método muy eficaz, aunque implica un desembolso de dinero.

Para escoger el mejor método y la solución para ti, tienes que tener en cuenta tu objetivo.

Si deseas aprender vocabulario a tu ritmo para irte de viaje dentro de un año, puedes empezar a estudiar de forma autodidacta con una aplicación y los recursos disponibles en Internet. Si, por el contrario, necesitas aprender en poco tiempo y adquirir un vocabulario preciso y una buena elocución, entonces las clases particulares serán una buena inversión.

En cualquier caso, para aprender chino mandarín, como cualquier otro idioma, te será de gran ayuda multiplicar los recursos y métodos de aprendizaje. Podrás beneficiarte de lo mejor de cada uno y tendrás una visión completa de la lengua y la cultura chinas.

aprender chino mandarin

¿Cuánto tiempo necesito para aprender chino?

Esta es la pregunta que todo el mundo se hace.

Dominar el chino mandarín al dedillo, todos los sonidos, pronunciaciones y vocabulario requiere de bastante tiempo. Y el camino a recorrer no es, para nosotros los hispanohablantes, muy fácil. Aprender italiano es mucho más fácil, por ejemplo.

Sin embargo, aprender a comunicarse con un nivel de chino básico o intermediario no es tan complicado y está al alcance de todos.

De todos aquellos con motivación, determinación y buenos métodos y herramientas. Al igual que con el aprendizaje de cualquier otra lengua, el éxito del aprendizaje del chino radica en la motivación del estudiante, las herramientas y recursos usados y la regularidad.

Con estos tres ingredientes, el éxito está asegurado. En cuanto al tiempo, todo dependerá de tu objetivo, del tiempo que dediques a estudiar y de tu determinación.

Aprender a hablar chino

¿Por qué aprender chino? Para poder comunicarse, ¿no?

En este sentido, cuando estás aprendiendo chino es importante centrarse en la expresión oral. Pero recuerda que el chino es una lengua conocida por su dificultad, sobre todo en lo que concierne a su pronunciación.

Pero, como hemos dicho antes, con el método adecuado, unas buenas herramientas de aprendizaje y motivación, no hay ningún motivo por el que no puedas conseguirlo.

Las herramientas que te ayudarán a hablar chino

Para trabajar la pronunciación, los tonos y la expresión oral, puedes usar diferentes herramientas. Incluso si empiezas el aprendizaje de forma autodidacta.

  • Existen páginas web con una gran cantidad de grabaciones en audio que te permitirán escuchar la pronunciación y entonación correctas de muchas palabras y frases. Nos referimos, especialmente, a Forvo. Solo tienes que introducir una palabra en pinyin (transcripción fonética y caracteres latinos) o un carácter chino para escuchar todos los audios de que disponen grabados por nativos.
  • La aplicación para aprender chino de MosaLingua te ofrece palabras y su pronunciación grabada por un hablante nativo. También podrás escuchar una palabra pronunciada correctamente e incorrectamente para que puedas comparar las dos versiones.
  • Además de un profesor particular chino, también puedes encontrar parejas lingüísticas con las que practicar en línea. Puedes buscar, por ejemplo, un chino que quiera aprender español y tener conversaciones en ambas lenguas para que los dos practiquéis vuestros idiomas de estudio. Son los conocidos intercambios lingüísticos.
  • Nuestro artículo sobre hablar chino con nativos, puede interesarte. ¡Échale un ojo!

Los tonos

¿Qué son los tonos?

Una palabra en chino puede tener cuatro significados diferentes dependiendo de su pronunciación.

El mejor ejemplo es el siguiente: mā (= madre), má (= cáñamo), mǎ (= caballo) y mà (= insultar).

Dos letras, cuatros palabras diferentes, cuatros tonos distintos. Así que sí, aprender chino y hablarlo puede ser aterrador, pero también vemos la importancia de la pronunciación y, sobre todo, de la entonación. Esta es esencial para comunicarse en chino.

El contexto

La entonación o tonalidad es esencial, pero no es el único elemento importante a la hora de transmitir un mensaje.

El contexto también juega un papel clave.

En este sentido, el español y el chino son bastante similares. En español, por ejemplo, no siempre usamos los pronombres personales. No siempre decimos: yo como, tú comes, él come…

Solemos decir: como, comes o come. En estos casos, es el contexto (y la terminación del verbo) lo que nos permite saber de quién estamos hablando.

Con el chino pasa algo parecido: el contexto nos permite entender muchas cosas de la frase.

¿No estás seguro de si «ma» hace referencia a un caballo o una madre?

Usa el contexto. Del mismo modo, si no sabes pronunciar los tonos del chino muy bien, el contexto permitirá a tu interlocutor saber de qué estás hablando.

La escritura china

A menudo, oímos que el chino mandarín es fácil porque no presenta conjugaciones verbales, declinaciones u otras dificultades de género.

Es verdad, pero no te confíes, es un idioma que comporta otras dificultades. El sistema de escritura es una, y supone un gran desafío para los hispanohablantes. En primer lugar, tienes que saber que el chino mandarín no tiene realmente un alfabeto.

Cada palabra está formada por uno o varios caracteres llamados sinogramas y que, en nuestra cultura, pueden considerarse como dibujos. Así, no se tiene que aprender un alfabeto, sino una serie de caracteres. Por suerte, hay una gran cantidad de herramientas que te permiten trabajar este aspecto de la lengua.

Las herramientas para aprender la escritura china

Las aplicaciones para escribir en chino

Así como hay aplicaciones para aprender vocabulario, también existen aplicaciones para aprender los caracteres chinos o para familiarizarse con este nuevo sistema de escritura. Al principio estos caracteres pueden parecer muy complejos. Además, tienes que aprender su significado y pronunciación, saber reconocerlos y escribirlos. No es nada fácil.

Sin embargo, hay varias herramientas que te ayudarán a enfrentarte a esta dificultad.

  • La aplicación Skritter (en inglés) nos ha sido recomendada en varias ocasiones. Se trata de una aplicación que usa, como MosaLingua, el sistema de repetición por espacios para ayudarte a aprender los caracteres, a reconocerlos, a pronunciarlos y a escribirlos.
  • Chineasy es otra aplicación que relaciona los pictogramas con los sinogramas para hacerte trabajar la memoria visual y ayudarte, así, a aprender los caracteres.

Encontrarás más aplicaciones escribiendo «escritura china» o «escribir en chino» en iTunes o Google Play.

Las páginas web para aprender a escribir en chino

  • De nuevo, la página web Chine culture contiene muchísimos recursos, herramientas y ejercicios para ayudarte a aprender la lengua. Además, encontrarás muchas lecciones centradas en la escritura china. Existen muchas páginas web que te ayudarán a entender mejor el chino y a practicar su escritura.
  • La página Chino-China, por ejemplo, te propone fichas gratuitas con explicaciones de los caracteres y cómo usarlos.

Atención, aunque la escritura china sea importante e interesante, tu aprendizaje no debe limitarse a ella.

Volvemos a repetirlo: la expresión oral es muy importante para poderse comunicar. No te centres solo en la lengua escrita, busca un equilibrio entre la lengua escrita y la oral.

 

El chino mandarín tiene la reputación de ser una lengua difícil de aprender debido, sobre todo, a los caracteres, la pronunciación y los famosos tonos. Pero en realidad el chino no es más difícil de aprender que otras lenguas, siempre y cuando sientes unas buenas bases y utilices las herramientas adecuadas. Veamos cuáles son los diferentes recursos y métodos que te permitirán aprender chino en línea.

 

Aprender chino online

 

como-aprender-chino-mandarin-mosalingua

¿De qué maneras puedes aprender chino?

Hay muchísimas maneras de aprender chino.

  • Puedes estudiarlo por tu cuenta. Este es el método más complicado, pues corres el riesgo de no cubrir todos los aspectos importantes de la lengua y de no aprender la pronunciación correcta de los tonos.
  • Puedes ir a China de intercambio, aunque no todo el mundo puede plantearse esta opción.
  • Otra manera es apuntándote a clases grupales de chino en una escuela de idiomas. Esta opción tiene sus inconvenientes, pues el profesor no estará disponible fuera de los horarios lectivos y tú tendrás que adaptarte a los horarios de la escuela.
  • El último método son los cursos en línea y, en un sentido más amplio, todos los recursos disponibles en Internet.

El aprendizaje de idiomas en línea ha cambiado mucho en los últimos años, sobre todo en lo que se refiere al chino. Estamos lejos de las páginas que ofrecían manuales en formato pdf o algunos diccionarios de chino en línea. Actualmente, hay muchas aplicaciones para aprender chino, sitios web, plataformas de cursos con profesores… Algunos recursos te permiten aprender varios idiomas, otros están dedicados exclusivamente al chino mandarín.

¿Cómo aprender chino?

Antes de entrar de lleno en el tema que nos ocupa hoy, y de hablar de estos recursos disponibles para aprender chino en línea, veamos algunas características del chino mandarín.

Los tonos

El chino es una lengua tonal. La complejidad de este idioma proviene, en gran parte, de los tonos, que hacen que esta lengua tenga una sonoridad muy particular. En chino, la misma palabra puede tener significados totalmente diferentes según el tono que se use. Por ejemplo, mā significa madre cuando se pronuncia con el tono alto y plano, y caballo cuando se pronuncia con el tono descendiente que vuelve a subir al final (mǎ). Como ves, es muy importante conocer los tonos para no llamar a tu madre, caballo.

Los caracteres chinos

Otro aspecto que no puedes olvidar del chino y que debes empezar a aprender desde el principio son los caracteres. Son precisamente los caracteres los que desaniman tanto a los estudiantes, pues difieren totalmente de nuestro alfabeto y no existe una relación entre su forma y su pronunciación.

Pero tienes que saber que existen métodos para memorizarlos. Además, el sonido o forma que representan muchas veces hace referencia a su significado. Por ejemplo, el carácter para fuego 火(Huǒ) imita las llamas del fuego, y el carácter para montaña 山(Shān) imita unos picos.

Nota: hemos escrito entre paréntesis una manera de pronunciar las palabras en chino. Se trata de pinyin. Es el sistema de transcripción de los caracteres chinos al alfabeto latino.

La gramática china

El chino mandarín tiene una gramática bastante sencilla: no hay conjugaciones ni declinaciones de género y número. Un sueño… aunque la realidad es más compleja. Todo es cuestión de contexto. Solamente hablando con un interlocutor nativo que pueda corregirte y enseñarte las reglas gramaticales correctas podrás progresar de verdad.

En conclusión, para empezar tendrás que:

  • Dominar los tonos para evitar cometer errores más adelante
  • Memorizar los caracteres entendiendo la lógica que hay detrás y aprender a pronunciarlos con ayuda del pinyin
  • Hablar chino de manera activa, es decir, saliendo de tu zona de confort

apprentissage des caractères chinois

¿Podemos, pues, aprender chino en línea?

Sí, siempre y cuando encuentres recursos que respondan a los criterios que hemos visto antes. Veamos ahora algunos recursos para aprender mandarín en línea.

1. Páginas web y aplicaciones

Hay una gran cantidad de páginas web con las que aprender chino en línea. La mayoría está en inglés (sobre todo aquellas dedicadas exclusivamente a la enseñanza del chino), pero cada vez hay más en español. Las páginas web más populares cuentan ahora también con una aplicación móvil, la cual corresponde a la versión web adaptada al formato móvil. Con una sola cuenta, es posible conectarse al sitio web y la aplicación móvil. Esta solución es ideal porque significa que ahora podemos aprender cuando queramos y desde donde queramos.

Cada página o aplicación tiene sus propias peculiaridades y no necesariamente abarcan todas todos los aspectos del idioma chino. Algunas se centran en el aprendizaje de vocabulario y la comprensión auditiva; otras utilizan el formato en audio y la función de grabación para ayudarte a pronunciar los tonos chinos, ya sea escuchándote a ti mismo o proporcionándote un hablante nativo con acceso a tus audios para que te corrija.

La mayoría de estas aplicaciones ofrece lecciones divididas en varios niveles para aprender vocabulario chino a través de vídeos, audios o, simplemente, con secuencias de pictogramas. Después, es posible practicar con ejercicios, a menudo en forma de cuestionario. Estos sitios de aprendizaje pueden ser más o menos divertidos, pues suelen contar con sistemas de puntos similares a los de los videojuegos que pueden ser gratificantes y mantenerte motivado. Una aplicación como MosaLingua es ideal para aprender a hablar mandarín de forma sencilla y rápida. La aplicación se centra en memorizar vocabulario y la pronunciación correcta de palabras y frases mediante grabaciones en audio de hablantes nativos. Las lecciones cortas son adecuadas para el uso diario, y dedicándole solo unos minutos al día es suficiente. Podrá seguir tu progreso a medida que avanzas y obtener un certificado de competencia en chino de MosaLingua.

Las ventajas de las aplicaciones y páginas web

  • Libertad a la hora de elegir el método de aprendizaje
  • Son aptas para niveles iniciales
  • Estudia cuando quieras y con más regularidad
  • Practica donde quieras gracias a las aplicaciones móviles
  • Algunas aplicaciones tienen un lado lúdico
  • Tarifas asequibles: la mayoría son gratuitas o están disponibles por unos pocos euros al mes

Los inconvenientes

  • Las aplicaciones no son todas iguales, algunas no está especializadas en la enseñanza del chino y pueden resultar aburridas porque los ejercicios que proponen son repetitivos y no se actualizan
  • Hay pocos métodos para aprender escritura china
  • El aprendizaje de la lengua lo haces por tu cuenta, por lo que es posible que no abarques algunos aspectos importantes

2. Las plataformas de cursos en línea

Estas plataformas son páginas web que permiten encontrar profesores o hablantes nativos para hacer clases particulares online. Una de estas plataformas, y la más conocida, es Italki. Lo primero que tienes que hacer cuando creas una cuenta es encontrar un profesor. Gracias a una serie de filtros, puedes buscar profesores según la lengua que enseñen y las otras lenguas que hablen (si, por ejemplo, no hablan ni español ni inglés, es posible que te sea difícil entender sus explicaciones). Puedes elegir entre profesores certificados o tutores y leer las valoraciones que han recibido de otros estudiantes. Una vez hayas seleccionado un profesor, lo único que te quedará por hacer es reservar una clase.

La calidad de la enseñanza dependerá, por supuesto, del profesor. Si no estás plenamente satisfecho, puedes cambiar fácilmente de profesor. Algunas plataformas ofrecen una primera lección de prueba de forma gratuita o a mitad de precio para que los usuarios puedan ver si les gusta el profesor y su metodología antes de pagar el precio real de las clases.

Finalmente, cabe decir que el chino mandarín está muy bien representado en estas plataformas. Un tutor personal es sin duda la solución ideal para aprender chino, poder ser corregido en directo y aprender de estos errores.

Las ventajas de las clases particulares en línea

  • La flexibilidad: tú decides cómo usas el tiempo de que dispones. No es necesario ir presencialmente a clase ni perder tiempo en el transporte público. ¡Aprendes desde tu casa!
  • Tú eliges tu profesor de chino y puedes cambiar de profesor cuando quieras.
  • Hacer clases particulares y personalizadas: el aprendizaje en línea es una manera fantástica para recibir el 100 % de la atención del profesor y seguir una pedagogía probada (opiniones de otros estudiantes)
  • Tarifas más bajas que las clases privadas presenciales

Los inconvenientes

  • La mayoría de profesores hablarán inglés como primera lengua, no español
  • La tarifas estarán alrededor de los 15 € / h de media si buscas un buen profesor, lo que a la larga puede resultar caro
  • No es fácil empezar sin tener una base

3. Los canales de YouTube y podcasts

Cada vez hay más profesores de chino y autodidactas que crean canales de YouTube. Para ellos es una manera de darse a conocer y de promover su metodología a través de consejos y trucos para mejorar la lengua. Si quieres aprender las bases del chino, encontrarás muchísimos cursos de chino en vídeo buscando simplemente «aprender chino» o «curso de chino«.YouTube es una mina de oro para practicar el chino.

También existe una aplicación web llamada ChinesePod (solo disponible en inglés) que ofrece podcasts y vídeos para escuchar en línea o sin conexión a Internet.

Las ventajas de los podcasts y los vídeos

  • La cantidad: una simple búsqueda te dará acceso a cientos de vídeos en YouTube
  • La personalización: el profesor se muestra tal y como es, aprendes a conocerlo
  • Son gratuitos

Los inconvenientes

  • Es fácil perderse entre tanto vídeo y acabar siguiendo muchos consejos pero no una metodología en concreto
  • Falta de interacción con el profesor
  • El aspecto promocional: los profesores utilizan estos vídeos para promover sus clases

Nuestro consejo: este tipo de vídeos debería usarse como un complemento a tu aprendizaje para aprender más y perfeccionar el idioma.

4. Las páginas de intercambios lingüísticos

Para mejorar en una lengua, es indispensable empezar a practicar la expresión oral lo antes posible. Hemos visto las plataformas para hacer clases particulares con un profesor. Son geniales, pero tiene un costo y, a veces, lo que uno quiere es simplemente mantener una conversación más amigable y menos profesional con un hablante nativo. Para ello, existen páginas de intercambios de idiomas. Se trata de ponerse en contacto con personas que quieren aprender tu idioma a cambio de ayudarte a mejorar el que tú estás estudiando. Este sistema de apoyo es muy eficaz. Seguro que encontrarás estudiantes chinos que desean aprender o mejorar su español. Sin embargo, ten en cuenta que se trata de un intercambio y que tendrás que hablar tanto chino como español durante estas conversaciones. Este aprendizaje es un gran complemento para las lecciones privadas y es muy divertido.

A continuación, mencionamos algunas de las plataformas de intercambios lingüísticos más conocidas:

  • Italki: además de clases privadas, permite encontrar compañeros para realizar intercambios lingüísticos
  • Conversation Exchange: una página donde encontrar compañeros lingüísticos de todo el mundo
  • Tandem: una aplicación móvil muy práctica para buscar compañeros de intercambio según tus gustos e intereses

Las ventajas de las páginas de intercambios

  • El intercambio: aprender un idioma y enseñar tu lengua materna a la vez es algo realmente interesante, pues te permite comparar, aprender nuevas expresiones y conectar con otra persona
  • Los intercambios son gratuitos

Los inconvenientes

  • Es necesaria cierta preparación para que los intercambios vayan bien
  • Es necesario tener una buena base

Otros recursos en línea para ir un poco más allá

  • Los diccionarios en línea: se trata de páginas donde puedes buscar la traducción al chino de una palabra o expresión, tanto en pinyin como en caracteres chinos. Algunos de estos diccionarios incluyen también una grabación en audio con la que podrás escuchar la pronunciación correcta.
  • Los traducciones en línea: aplicaciones como Pleco son muy prácticas si estás planeando un viaje a China. Solo tienes que hacer una foto con tu móvil de un carácter chino para obtener el significado al momento.

Puedes consultar nuestra página de recursos para aprender chino y descubrir otros recursos útiles como periódicos en línea, aplicaciones de lectura, canales de televisión…

Como ves, aprender chino en línea es posible gracias a la cantidad de recursos diferentes que hay disponibles en la red. Es un desafío, sí, ¡pero puedes hacerlo! Muchos ya lo han hecho, así que ten por seguro que puedes conseguirlo.

Esto es todo en cuanto al aprendizaje del chino mandarín.

¡No dudes en dejarnos un comentario con todas tus dudas y preguntas!