El japonés es un idioma que se está difundiendo cada vez más por España. Nuestro país es uno de los mayores mercados del manga y las exposiciones sobre comics japoneses atraen cada año más visitantes. De esta afición por la cultura japonesa se deriva el interés por aprender japonés, el cual tiene más de 120 millones de hablantes. Sin embargo, y a pesar de los numerosos estudiantes, este proyecto raramente termina con éxito debido a las importantes diferencias que existen entre nuestros dos idiomas.

Este artículo te ayudará a comenzar con una buena base para aprender japonés rápido.

aprender japonés rápido

 

Aprender japonés en poco tiempo: ¿es posible?

El japonés, a priori, puede parecer complicado. Por esto hemos seleccionado los mejores recursos online en japonés y una lista de vocabulario en japonés para aprender rápido y de forma fácil.

A continuación, encontrarás muchos más consejos y recursos inéditos.

Pero empecemos por 3 características del japonés que nos hacen pensar que es muy difícil de aprender:

1. El japonés no tiene ningún parentesco con las lenguas europeas

El japonés pertenece a la pequeña familia de los idiomas nipones, formados por el japonés propiamente dicho y las lenguas ryukyu, habladas en el archipiélago que se extiende entre el sur de Japón y Taiwan.

Aunque se ha propuesto un parentesco con el coreano y las lenguas altaicas (turco, mongol…), generalmente consideramos que los idiomas nipones conforman una variante lingüística aislada.

Dicho de otra manera, el japonés no se parece a ningún otro idioma, a pesar de un rico aporte léxico proveniente del chino. S

i estás acostumbrado a los idiomas europeos (lenguas romanas como el español, el italiano o el francés, o a idiomas germánicos como el alemán y el inglés), el aprendizaje del japonés te llevará en una desorientación total. ¡Olvida todo lo que crees conocer sobre los idiomas extranjeros!

2. Tiene una estructura muy diferente a la del español

Siguiendo en esta línea, las frases japonesa son muy diferentes de las españolas. Mientras que nosotros razonamos en sujeto – verbo – predicado, los japoneses utilizan el orden sujeto – predicado – verbo.

En otros términos, el verbo se encuentra al final de la frase. Por ejemplo «yo como una manzana» en japonés se dirá 私は林檎を食べます (watashi wa ringo o tabemasu), es decir «yo manzana como».

Después, allí donde el sujeto es esencial en español, a menudo es omitido en japonés. Por tanto, siempre para «yo como una manzana», será más normal decir 林檎を食べます (ringo o tabemasu), simplemente «manzana como».

De hecho, el japonés es un idioma altamente contextual, que no comporta ningún género (femenino o masculino), sin plural y que solo cuenta con dos tiempos gramaticales (pasado y presente-futuro). Cuando un japonés se expresa, no siempre es fácil para un hispanohablante saber exactamente de qué habla.

3. El japonés utiliza tres sistemas de escritura japonesa

como-aprender-japones-en-poco-tiempo-mosalingua

Si los idiomas como el ruso o el griego asustan por tener un alfabeto diferente al nuestro, prepárate porque el japonés no solo posee uno, sino tres métodos de escritura. Estos son:

  • Los Kanjis (漢字), derivados de la escritura china (kanji significa «caracteres de la etnia han»). Existen diferentes millares y es necesario conocer de memoria un determinado número para poder leer y escribir el japonés. Por derivación, los kanjis han dado dos silabarios: los hiragangas y los katakanas.
  • Los Hiraganas (ひらがな), que sirven para anotar la gramática japonesa (terminaciones, posposiciones…) y las palabras para las que no existe kanji.
  • Los Katakanas (カタカナ), utilizados para transcribir los nombres extranjeros, las onomatopeyas y los términos científicos.

Recordemos que los kanas (hiraganas y katakanas) son silabarios: al contrario que un alfabeto (latín, griego, cirílico…), cada carácter sirve para anotar una silaba entera y no solamente una vocal o una consonante. El japonés utiliza puntualmente el alfabeto latino, llamado localmente rōmaji (ローマ字), así como las cifras árabes (アラビア数字, Arabia sūji).

¡Por lo tanto es posible encontrar hasta cinco sistemas de escritura es una única y misma frase!

 

Cómo aprender el japonés fácilmente: Nuestros trucos

Ahora que hemos pasado revista a las principales dificultades que presenta el japonés para un hispanohablante, tomemos aire. Con motivación y un buen método, ningún idioma es realmente más complicado que otro.

En los próximos párrafos, encontrarás mis consejos para aprender japonés fácilmente partiendo de unas buenas bases.

1. Cambia de parecer sobre la gramática y la sintaxis

Hemos visto que la manera de pensar en japonés es muy diferente a la nuestra y, por tanto, hay que adaptarse a los elementos que nos parecen extraños: adjetivos que se «conjugan», verbo ser que realmente no es tal (です, desu), formalismos y nivel de educación…

Solamente si consigues dejar de engancharte a la frase en español, podrás comenzar a comprender la gramática japonesa, que desde mi punto de vista no es tan compleja. Resumiendo, acepta que hay que cambiar de gafas y verás mucho más claro.

2. Siempre que sea posible, aprende la escritura en etapas

Puede resultar tentador rechazar los términos y contentarse con la transcripción del alfabeto latino, pero a mi entender esto sería un grave error. Desde mi punto de vista, un idioma se aprende con su escritura, y el japonés no es una excepción.

Por tanto te recomiendo memorizar los hiraganas lo antes posible para poder pasar de la transcripción, en lugar de arrastrarlo como si fuera una losa durante tu aprendizaje. Una vez que los hiraganas han sido bien asimilados, pasa a los katakanas, cuyo aprendizaje me parece menos urgente pero igual de importante.

Después de esto llegará el momento de aprender los kanjis. Aprende a tu ritmo, con un programa de repetición por espacios como Anki (Mientras esperamos MosaLingua Japonés), que propone paquetes de tarjetas memoria muy bien hechos. Tu primer objetivo será familiarizarte con los caracteres, trazarlos correctamente y comenzar a reconocerlos en los textos.

No te molestes con las lecturas (pronunciaciones) en un primer momento, no las retendrás a menos que tengas la necesidad.

Poco a poco, leer y escribir Kanjis se convertirá en algo natural y los verás como una ayuda inestimable y no más como un obstáculo.

El japonés posee diferentes palabras homófonas (se pronuncian de la misma manera), entonces la transcripción única en hiraganas te parecerá insuficiente.

Más tarde, te darás cuenta de que cada carácter se corresponde con varias pronunciaciones distintas y que puede ser útil conocerlas para saber cómo se pronuncian palabras desconocidas. En ese momento el aprendizaje de lecturas (pronunciación de kanjis) se volverá pertinente.

3. Haz una prueba de rigor en el oral para aprender el japonés más fácilmente

La mayoría de sonidos del japonés no constituyen ningún problema para los hispanoparlantes.

De acuerdo con mi experiencia, los japoneses tienen muchos más problemas para pronunciar el español que nosotros para pronunciar el japonés.

Pero no peques de arrogante: yo creo que el japonés es un idioma con una pronunciación falsamente fácil, abarrotado de sutilezas.

Al contrario de lo que escuchamos a menudo, la r no se pronuncia como una l, sino como algo intermedio entre la r y la l; existen vocales cortas y largas y consonantes simples y dobles; la j no se pronuncia de la misma manera si está al comienzo de una palabra, o si se encuentra en el interior…

Resumiendo, estos pequeños matices no deben tomarse a la ligera si deseas adquirir una pronunciación perfecta en japonés.

 

aprender japonés rápido

4. Sumérgete en al cultura nipona

Visto el interés que despierta la cultura japonesa en España, no resulta difícil encontrar un soporte que se corresponda con tus gustos: mangas, animaciones, dramas, películas, novelas, videojuegos… ¡No hay necesidad de tomar un vuelo para sentirse como en Tokyo!

Sin embargo, te lo advierto: los personajes de mangas y animaciones shōnen (Dragon Ball, Naruto, One Piece…) tienen tendencia a expresarse de manera informal, e incluso un poco vulgar.

Por lo tanto no intentes reproducir este vocabulario tal cual, sobre todo en situaciones en las que la educación es de rigor (trabajo, eventos sociales…). De lo contrario, te parecerás a una persona que aprende inglés e intenta expresarse como un rapero de Los Ángeles.

Si quieres seguir la actualidad de Japón esperando tener un nivel suficiente para leer la prensa, te aconsejo NHK Web Easy, dirigida a los estudiantes extranjeros, para los que cada texto posee un registro de audio y definiciones muy claras.

5. Sé activo y habla con japoneses

Para aprender bien un idioma, es imperativo utilizarlo de manera activa desde el principio del aprendizaje.

Esta observación funciona bien con el japonés, por lo tanto te recomiendo encontrar un contacto con el que practicar e intercambiar de forma regular tanto de forma oral como escrita en servicios como HelloTalkitalki.

Los japoneses son amantes de la cultura hispana, por lo que no tendrás dificultades para encontrar una persona con ganas de enseñarte su idioma a cambio de que le ayudes un poco con el español. Pero presta atención si tu interlocutor se encuentra en Japón, pues hay siete horas de diferencia entre nuestros dos países (ocho en invierno). E

ncontrar un momento que valga para los dos interesados puede resultar delicado

 

6. Planea un viaje a Japón

Recordemos de nuevo que no hay necesidad de vivir en un país para aprender el idioma. Con esto dicho, la perspectiva de un viaje a Japón puede funcionar como una excelente palanca de motivación.

Comprar el billete, reservar el hotel y ponerte como objetivo alcanzar el mejor nivel posible desde ahora hasta que te vayas. Así tendrás un buen motivo para aprender japonés y este proyecto te mantendrá tanto centrado como entusiasmado.

Una vez que estés allí, tendrás que progresar rápidamente, ya que son pocos los habitantes del archipiélago que dominan una lengua extranjera.

¡Entonces estarás obligado a practicar y mejorar el oral!

¿Preparado para aprender japonés rápido?

Como conclusión, aprender japonés en poco tiempo no es mucho más difícil que hacerlo con cualquier otro idioma.

Solo tienes que tener en cuenta sus características específicas y trabajar sobre ellas de manera rigurosa. Siendo serio y regular en tu aprendizaje terminarás por hablar japonés fluido.

Si tú también estás aprendiendo japonés, no dudes en contarnos parte de tu experiencia.

¡Estamos desarrollando una aplicación de MosaLingua específica para aprender japonés!

¡Te mantendremos informado del lanzamiento de nuestra nueva app!

 

Este artículo sobre aprender japonés rápido ha sido escrito por Pierre Blanchon, un bloguero políglota apasionado, entre otras cosas, por la lengua y la cultura japonesa.